sábado, 2 de mayo de 2009

"...un gos fet alhora de música i de pluja"


Imagen para cartel de la campaña "Libros a la calle" 2009. Asociación de Editores de Madrid.
Poster for a campaign to encourage people reading.  Madrid Publishing Association.

Con demasiadas prisas tuve que resolver recientemente una imagen para un cartel que debía ilustrar un hermoso poema llamado "Sonata", de Joan Margarit.

Una vez definido el concepto, que no fue especialmente fácil, me pareció que la imagen debía mantener unos ciertos códigos de realismo -aunque desde ése ángulo su ejecución comportara algunos problemas técnicos serios para mí- para evitar interferir con otros recursos gráficos en el clima de íntima contemplación de la belleza y con ello esa misteriosa felicidad (misteriosa como toda experiencia estética y más partiendo de una imagen tan triste) que recrea el poema. Esos momentos de plenitud, de constelación de estímulos estéticos pueden resultar, y de hecho son en sí mismos, muy creativos. De ahí esa especie de sensación de epifanía que puede haber llevado a un poeta -aunque no sé si así fue en este caso- a intentar describirlo.

En cualquier caso, esa era la intención de esta imagen. Aludir a esa especie de revelación en el momento en que se hace perceptible la relación entre las gotas de lluvia en un cristal y la música de Mozart con la aparición del perro que, solitario, avanza al anochecer del 6 de Diciembre de 1791 en Viena tras el ataúd del compositor, aquí representado por ese otro perro que, solitario también, sigue buscando la voz de su amo... un perro hecho a la vez de música y de lluvia.

Aunque dentro del pesado - por constante - debate entre lo personal y lo profesional que mi perfil de ilustrador incorpora de serie me pregunto si buscando crear el clima para reflejar ese momento no me salió al final una imagen quizás excesivamente triste para un cartel...
Pero en el fondo da igual. Me pidieron un cartel y me salió esto. Y esto es lo que hay.

Espero que el cliente haya quedado satisfecho, y digo espero porque de momento no he recibido ninguna noticia sobre ello. Tal vez cuando esté maquetado... pero en esto debo decir que se nota muchísimo la diferencia en el trato entre los clientes españoles y los extranjeros. De allí uno siempre recibe una respuesta sobre lo que ha hecho después de entregar el trabajo, desde correcta a incluso a veces entusiasta. Aquí en España, ése trato es escaso y marca la diferencia.

La traducción me parece que pierde algunos de los matices del original catalán, pero en castellano sigue siendo un hermoso poema.

Y ahora continúo trabajando en un libro infantil que hasta el momento no sabía por donde coger y del que ya publicaré algunas imágenes más adelante en este blog con algunas reflexiones al respecto de intentar ponerse a pensar en un trabajo como uno lo habría hecho hace quince años... UFFFFFFF!!!!!!!!

Por suerte, ahora ya estoy disfrutándolo.

2 comentarios:

tatio viana dijo...

Precioso poema y preciosa ilustración. Creo que refleja a la perfección ese clima en el que nos sumerje el texto. La idea del perro de la voz de su amo hecho de gotas de lluvia me parece deliciosa.

Jorgito Piscinas dijo...

He encontrado tu blog por casualidad... ese poema lo leo todos los días, porque está justo en la ventana del autobús donde me siento, y es totalmente preciosa toda la imagen.
Felicidades :)